¿Qué es el ‘trading’?

Es una de las palabras de moda y ha ganado adeptos en los últimos años. El ‘trading’ consiste en la compraventa de activos cotizados con mucha liquidez de mercado (sobre todo, acciones, divisas y futuros) en un mercado financiero electrónico y regulado. Su objetivo es obtener un beneficio económico cuando la operación genera una plusvalía.

Tipos de ‘trading’

Existen varias modalidades de ‘trading’ asociadas, entre otros factores, al tiempo en el que se mantienen abiertas las operaciones.

  • ‘Day Trading’: el inversor abre y cierra las operaciones dentro del mismo día de la negociación. Es una forma de invertir a corto plazo ya que no se suelen dejar operaciones abiertas para continuar al día siguiente.
  • ‘Scalping’: el inversor opera en periodos muy cortos, a lo largo del día, con operaciones que pueden durar segundos.
  • ‘Swing Trading’: las operaciones pueden dejarse abiertas al final de la jornada y suelen durar aproximadamente unos diez días.
  • Trading’ tendencial o direccional: no tienen un límite temporal y consiste en tomar posiciones en mercado a favor de la tendencia.

Qué hace falta para operar    

Para poder desarrollar la faceta de ‘trader’ es necesario pensar primero todo lo que se puede necesitar:

Tener un ordenador personal: preferiblemente portátil y una conexión a internet.

Contratar a un ‘broker’ que suministre la plataforma de ‘trading’: Dicha plataforma debe ofrecer como mínimo:

  • Gráficos en tiempo real del comportamiento del producto con el que se va a operar.
  • Posibilidad de contratar cotizaciones de tiempo real en los distintos mercados y valores en lo que se esté interesado.
  • Debe ser una plataforma multimercado, es decir, que pueda acceder a distintos productos y mercados desde un mismo ‘broker’,
  • Posibilidad de gestionar el riesgo de las posiciones a través de distintos tipos de órdenes.
  • Lo más importante, asegurarse de que el ‘trader online’ cuente con acceso directo a los mercados.

Poseer una cantidad de dinero que no se vaya a necesitar para empezar a invertir: Hay que tener en cuenta que las operaciones conllevan una comisión y que además, dependiendo de la operación, el producto y el mercado en el que se quiera operar, el regulador del mismo puede exigir garantías al abrir una determinada posición en mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *